Apuntes que surgen del curso

Informe de Autoevaluaciones
Sexo, Cultura y Sociedad 2012-I

En primer lugar, resalta la visión positiva que los y las estudiantes tuvieron del curso, de los contenidos y de los modos en que se desarrollaron las actividades y las interacciones entre ellos. Las clases les parecieron provechosas, dinámicas, participativas; los debates interesantes sin necesidad de recurrir a teorizaciones complejas, sino más bien a lecturas sencillas ancladas a temas cotidianos y altamente relevantes. La mayoría manifiesta no haber participado tanto en clase, pero en todo caso, al menos una participación hubo por cada estudiante.
Más allá del nivel de participación, los y las estudiantes se sentían interpelados por los temas de la clase, por los comentarios de sus compañer+s (aquell+s con l+s que estaban de acuerdo y con l+s que no) y llevaron todas esas reflexiones al plano más íntimo, más persona, más social. Íntimo y personal, porque aceptan que se vieron involucrados y “destapados” en sus prejuicios y opiniones. Social porque todos reconocen que la mayor valía del curso radica en la capacidad de intervenir sus maneras de relacionarse con los demás y de ver a los demás.
En este sentido, resulta muy interesante que la lectura que señalan más les gustó o l+s involucró, fuera la de la novela Un beso de Dick de Fernando Molano. Le gustó leer la historia, ver la posibilidad de amor, conflicto y humanidad a través de una páginas que les hablaron de sentimientos y l+s pusieron incómodos con las situaciones sentimentales o eróticas. Comprendieron, dicen l+s estudiantes, que el amor tiene múltiples posibilidades, y que no tenían porqué hacer “mala cara” cuando vieran a dos hombres o dos mujeres en actos públicos de afecto. Del lado teórico, también mencionaron lecturas como “sexo en público” (Berlant y Warner), “Bodies-cities” (E. Grosz) y “el tráfico de mujeres” (G. Rubin).
La mayoría señala que sí aplicará alguno de los textos en su carrera, sobre todo aquell+s estudiantes de ciencia política, antropología, lenguajes y carreras afines. Otr+s dicen que les gustaría, pero que aun no lo saben porque no deciden el tema de su tesis. Algun+s cuant+s dicen que no los aplicarán, porque no ven conexión directa con sus carreras. Pienso que es porque no se esforzaron más en encontrar esos nexos, porque algunos otr+s de carreras como administración, arquitectura o biología sí los hallaron y dicen que al menos les servirán para complejizar sus problemas y los aprendizajes en sus carreras.
Frente a los conceptos que les quedaban claros, pueden encontrarse casi todos los que trabajaron en el curso, y dicen “Heteronormatividad” es el término que apropiaron más fuertemente y que utilizarán con frecuencia. Señalan que la heteronormatividad es transversal a todas las relaciones sociales y que explica muchas de las injusticias, desigualdades y marcos establecidos de comportamiento. Algunos dicen que quisieran que sus amig+s conocieran esta palabra, su significado y las implicaciones que tiene en la vida cotidiana. Me parece muy interesante porque fue uno de los conceptos recurrentes durante todo el semestre y que a la postre condensa el régimen opresor, patriarcal, heterosexual y de diferencias marcadas que opera en las actuales sociedades, especialmente en la colombiana.

El concepto que menos entendieron fue el de performatividad. Dicen que no comprenden lo que significa y que dudan mucho al usarlo. Es curioso porque una de las lecturas y muchos comentarios de las clases estuvieron dedicados a aclararlo. El performance es entendido como un acto único, una puesta en escena que se realiza una sola vez, como lo hacen, por ejemplo, los y las artistas. Este término se contrapone a la performatividad.
Judith Butler utiliza el concepto de performatividad para designar los actos que se repiten, no son singulares como en performance, y que por dicha repetición hacen reales los efectos que nombran. Por ejemplo, utilizar tacones repetidamente es un acto performativo que invoca el efecto de la feminidad. Se hace tantas veces que el acto de cierta manera se naturaliza.
De lado de la responsabilidad y el compromiso con sus lecturas, correcciones y mejoras en las lecturas y la escritura, los y las estudiantes señalan que pocas veces leyeron más de dos veces, pero que sí detuvieron en volver a revisar sus trabajos escritos. Resaltan la rigurosidad del curso en los temas de la redacción, la puntuación y la ortografía; señalan que avanzaron bastante al respecto pero que todavía queda mucho por mejorar. Me parece muy bien que entiendan el fuerte componente de español detrás de este curso y la importancia que tiene mejorar en ese nivel. Creo que en este sentido también queda cumplido otro de los objetivos del curso: su énfasis en mejorar los procesos de comunicación a través de la escritura. En todo caso, queda a la vista que mejorar es sobre todo un asunto que pasa por la voluntad de cada uno de ellos y de ellas.
Finalmente, en la autoevaluación definitiva, todos se consideran buenos estudiantes, unos señalan más sus defectos que otros, y algunos no escatiman en resaltar su buen desempeño. La escala de calificaciones estuvo entre el 4.2 y el 4.7, en promedio. Algunos no respondieron este punto. Todas y todos sienten que mejoraron, que tuvieron un desempeño aceptable o sobresaliente y que merecen una buena nota en el curso. Creo que esto está, sobre todo, muy vinculado al aprendizaje personal que el curso les deja, a las perspectivas que les abrió sobre su propia vida y sobre cómo leer y entender la de los demás.

Edward Salazar, Junio 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: